viernes, octubre 27, 2006

Me puedo quejar un poco?

He decidido comentar ésto porque no lo entiendo y no lo acepto. No es nada nuevo, de hecho desde que vivo aquí lo veo todos los días y no lo acostumbrarme y menos aceptarlo.

Yo viajo todos los días en autobús casi siempre y en alguna ocasiones en tren de mi pueblo a Linköping y luego al trabajo y de regreso lo mismo. El servicio de autobuses y trenes es de primera, nada para quejarme: puntuales, casi siempre limpios y los que salen a carretera muy comodos pero....

mi trauma: al subirte te encuentras que todas las personas se sientan junto a la ventana y en el asiento de a un lado ponen sus bolsas, mochilas, etc. Y entonces que hace uno? te acercas y quieres sentarte y tienen que mover sus cosas con cara de "porque vienes a invadir mi privacidad"??

Me choca que así sea. De verdad no lo entiendo. Sería tema para analizar mas profundamente pero no tengo ganas, creo que debe venir de la forma de ser del sueco. Es una forma para mi de ser antisocial, cada quien vive en su mundo, nadie voltea a verte, no hay comunicacion de ningun tipo mucho menos esperes que alguien cruce la mirada contigo, noooo eso es imposible y casi casi una mentada de madre.

Como decía, es algo a lo que no me acostumbro pues es una manera de poner el ambiente tenso y frío, y mas en éstos dias de otoño, no hay con quien platicar ni comentar nada. Claro, si ahí te encuentras a alguien conocido la cosa puede cambiar.
Yo quisiera al menos que al pedir sentarme al lado de alguien que tiene que mover sus cosas al menos no les pareciera mal.

Photobucket - Video and Image Hosting
Ésta foto fué tomada el miercoles al subirme al tren de regreso a casa.


Aunque a todo se llega por acostumbrar y ahora yo tambien o me pongo a leer, escuchar musica o a dormir. Y eso es ricoooo!!

Besitos por montón. Conny

7 comentarios:

*Erika* dijo...

Tienes toda la razón..así se las gastan por éstos rumbos. Yo creo que es cosa de cultura, es como su barrera invisible para no tener contacto con la gente de alrededor. Alguién decía por ahí que los celulares en suecilandia deben ser los mejores, porque todo mundo no hace otra cosa en el camión ó tren, que jugar con ellos, que a mi me parece exactamente con el mismo propósito que lo de las bolsas a un lado: no hablar con nadie..
En fin..ellos se la pierden!! Jeje ;o)

Dua dijo...

Hola Conny no habia tenido la oportunidad de ver tu blog ,y mira que interesante tu foto.
Inches Suecos con todo respeto para tu Esposo, pero que frios...
Pero anyways el pais me encanto y mucho mas Linkoping.
Le comentaba a Erika que el otro dia estaba recordando los partidos del mundial que me toco ver alla en Suecia, lo disfrutè mucho, y padre haberte conocido.
Un abrazo
Eduardo

Carlos Daniel Abasto dijo...

Bueno, a veces hechamos de menos algunos adelantos del "primer mundo" y envidiamos muchas cosas. Pero inexorablemente extrañamos gran parte de las pautas y comportamientos que fueron incorporados por nosotros en nuestra sociedad. Siempre extrañamos cosas, situaciones y lugares cuando nos alejamos del entorno en que nos criamos.
Me gusta llegar a blogs como el tuyo o el de Macarena, en Bergen, porque ustedes nos ayudan a ver otra realidad.
Sigue contando cotidianeidades; ahí está el verdadero valor de lo que observas. Piensa en que algunas personas como yo pueden estar pendientes de tus vivencias.
Date una vueltita por mi blog y déjame tu comentario (es muy valioso).
Saludos desde Buenos Aires, Argentina.

maga dijo...

Conny, desafortunadamente asi son, y te ven con cara de fuchi cunado pides el lugar, pero pues a mi me vale la verdad!! jaajjaja luego me pongo a pensar será el amigo imaginario quien se sienta ahi???
tipo Karlsson på taket...jiiji

saludos

Ogirdor dijo...

Jajaja ... ya te disté cuenta que el periodo de los DEMENTORES está por vivir su etapa más fuerte del año, sí, el invierno. Si te hicieron sentir mal esta vez ya ni te cuento lo que nos espera para la próxima ocasión, jaja. Pero mira, haz como yo; me ungüento harta mantequilla para que sus "comportamientos-costrumbre" se me resbale. Besos Conny.

desde bergen dijo...

Eso mismo te iba a decir yo. Por suerte yo uso el bus solo por 5 minutos cuando me voy a clases pero también opté por escuchar música y a veces me voy parada, porque todos los asientos van ocupados por el amigo invisible mudo que lleva las mochilas o las bolsas en las piernas.

Misterios de la gente escandinava. Recuerdo mi país, que se paraban de a tres a darte el asiento si ibas cargada o con niños o a los ancianos. Acá nada de eso. Y si en Chile llevabas el asiento ocupado con algo, apenas alguien se subía y se quería sentar, se pide disculpas con una sonrisa y se saca la bolsa del lado, y es una buenísima oportunidad de conversar. Aunque te digo, durante el verano agradecía este sistema, porque los olores que salen de diferentes partes del cuerpo de los noruegos, son para sentarse a tres metros.

Abrazos

Marthita dijo...

Pues no se que opinar Conny, como ya les platique tengo mucha suerte para encontrar a gente Sueca pero "osvensk" y nunca he visto en el buss por aca ese acontecimiento... Ahora si que no se ni que decir...